Patrones oscuros: ¿Cuáles son los más habituales?

Patrones oscuros más habituales

Trucos y estrategias utilizadas en el mundo digital (sitios webs y aplicaciones móviles) que están cuidadosamente diseñadas para que las personas, ante una decisión, elijan la opción que tú quieres.

Señales de urgencia y escasez

Indicar al consumidor la probabilidad de que el producto o servicio se termine “pronto”, que hay cantidades limitadas y no estará disponible. Aumenta el atractivo y hace que el cliente potencial compre bajo presión. Algunas de las frases más habituales: “últimas unidades, hasta agotar stock, oferta sólo por tiempo limitado”.

Notificaciones de actividad

Mensajes recurrentes que tienen como objetivo llamar la atención, indicar la actividad o presencia de otros usuarios. Algunos de los ejemplos más utilizados podrían ser “cuantas personas están a punto de adquirir el producto, cuantas personas lo han visto o lo están viendo al mismo tiempo”

Anuncios disfrazados

Es uno de los patrones más antiguos y frecuentes y por ello, los usuarios lo identifican más rápidamente. Los anuncios se disfrazan como otras formas de contenido o elementos de la navegación para conseguir que hagas clic en ellos. Desde hace unos años, suelen tener la etiqueta «publicidad» de manera minúscula y son fácilmente bloqueables por los navegadores.

Forzar la continuidad

Muchos servicios ofrecen un periodo de prueba gratis al que el usuario puede cancelar la suscripción en cualquier momento. No obstante en algunos casos, cuando la prueba gratuita llega a su fin, la tarjeta de crédito comienza silenciosamente a realizar cargos sin avisar. Y entonces llega la pesadilla a la hora de dar de baja el servicio, porque está diseñado para que sea complicado.

Spam para amigos

La página te pide tu correo electrónico o cuenta de redes sociales con el objetivo de encontrar a tus amigos. Pero en vez de eso, realiza spam a todos tus contactos en un mensaje que dice venir de tu parte.

Costes ocultos

Cuando estás en el último paso del proceso de compra descubres algunos cargos inesperados que se suman al precio final. Algunos ejemplos habituales son los gastos de envío o impuestos añadidos. A veces llegados a este punto, decides continuar en vez de rechazar la compra.

Colarse en el cesta de la compra

El usuario intenta comprar algo, pero en algún momento durante su proceso de compra, la web introduce un artículo adicional en su cesta de la compra, aunque se implementa como una opción de elección voluntaria.

Acciones forzadas

Se obliga al usuario a hacer algo para poder concretar su pedido. Un ejemplo habitual es crear una cuenta o suscribirse a una newsletter de forma obligatoria. Normalmente se viste como una forma de que el usuario tenga un proceso mucho más amigable en su próxima compra.

 

Descargar información en PDF

Comparte en redes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>