Vídeo marketing

Vídeo marketing para vender más

¿Está tu empresa utilizando el vídeo en la estrategia de contenidos? ¿Sabes que es posible agregar valor a tu marca y darle personalidad utilizando el vídeo? Según un estudio reciente de Hubspot el 81% de las marcas están haciendo video marketing en la actualidad. Muchas empresas están apostando por ello por su creciente consumo por parte de los usuarios y su alta efectividad. El formato audiovisual resulta ser uno de los que más ROI genera, el 88% de las empresas que usan vídeo marketing afirman que el retorno sobre la inversión es muy positivo. Si aún no lo estáis haciendo, es probable que después de leer este artículo lo consideréis. A continuación damos algunos detalles más.

Pero, ¿qué es el video marketing? Es una estrategia de marketing digital. Trata de utilizar los videos y todo lo que venga del mundo audiovisual para impulsar la marca, ya sea para convertir visitas en ventas o para agregar valor al producto. Se ha convertido en una poderosa herramienta para conectar con clientes potenciales y existentes.

Veamos algunos datos que nos ofrece el informe anual “The State of Video Marketing 2020” de Wyzowl:

  • El 85% de las empresas utilizan el vídeo como herramienta de marketing.
  • El 92% de los equipos de marketing afirman que el uso de vídeo es una parte importante de su marketing de contenidos. 
  • El 99% de los negocios que han usado vídeo marketing afirman que lo seguirán haciendo. 
  • El 96% de los usuarios afirman que han utilizado el formato vídeo para conocer mejor un producto o servicio. 
  • El 74% de los usuarios cuentan que ver un vídeo de una marca concreta les ha convencido para comprar/descargar una app o software.
  • El 48% comenzó a utilizar el vídeo porque les resultaba más fácil convencer a otros negocios de su valor a través de él.
  • Los tipos de vídeos que más se utilizan son: vídeos explicativos (72%) vídeos de presentación (49%) vídeos testimoniales (48%) videos de venta (42%) y anuncios de video (42%).

¿Por qué el vídeo marketing? Presentamos algunos de los motivos que pueden ayudarte a decidir si incorporar el vídeo en tu estrategia de Inboud marketing:

Genera un buen ROI

¿Es efectivo y merece la pena invertir tiempo y dinero en producir vídeos para nuestra empresa? Algunos datos muestran que el contenido audiovisual tiene un impacto positivo en las ventas y el ROI.  Invertir en crear contenidos de vídeo puede generar un gran retorno a la empresa y, además, contribuir a alcanzar los objetivos de negocio marcados. De hecho, según el citado informe de Wyzowl, el 95% de las empresas afirman que mantendrán o incluso incrementarán su presupuesto de vídeo para el próximo año.

  • El 83% de las empresas que usan vídeo marketing cuentan que les ha servido para generar leads, y un 80% directamente les ha generado un aumento de ventas. 

Facilidad de consumo

El consumo de vídeos es muy fácil y cómodo por lo que los usuarios suelen asociarlo con el ocio y estar más receptivos. Es más fácil captar la atención de los usuarios con un contenido audiovisual que con un contenido en texto. Además, son más susceptibles de ser compartidos y ,al favorecer el engagement, pueden convertirse en contenidos virales de forma más sencilla.

  • Más de 500 millones de horas de vídeo son consumidos al día en Youtube (Business Insider)
  • El 59% de los ejecutivos prefieren ver un vídeo antes que leer un texto (Hubspot)
  • 1 de cada 4 consumidores afirman que han usado Youtube para buscar un vídeo relacionado con el producto o servicio que están deseando comprar (ThinkwithGoogle)

Incrementa la opción de compra

Trabajar el video marketing de la marca aumenta la conversión. Se ha comprobado que los vídeos ayudan en la decisión de compra ya que permiten tener una mejor concepción del aspecto y funcionamiento del producto o servicio.

  • Un 95% afirman que el formato vídeo ayuda a sus clientes a entender mejor sus productos y servicios. 
  • El 64% de los usuarios que ven un vídeo tienden a adquirir alguno de los productos asociados

Mejora el posicionamiento SEO

Los vídeos alojados en plataformas como YouTube se posicionan de forma relativamente sencilla en las primeras páginas de resultados de Google (siempre que esté bien elaborado y con los datos estructurados de forma correcta). Pero además, una página que contenga un vídeo también puede obtener beneficios SEO puesto que, por un lado aumenta el tiempo de permanencia en la misma gracias a la reproducción del vídeo, y por otro, si éste se comparte se están consiguiendo enlaces para la web.

Genera tráfico de referencia

Los contenidos alojados en plataformas de vídeo son una fuente de tráfico para el sitio web de la empresa. 

  • El 87% de las empresas reconocen que el vídeo ha incrementado el tráfico a sus páginas web. 
  • El 81% afirman que han supuesto un crecimiento del tiempo que los usuarios pasan en sus páginas. 

Según el  «Estudio anual de redes sociales 2020» de IAB Whatsapp, Facebook, Instagram, Youtube y Twitter son las redes sociales que dominan el panorama español. Youtube es utilizado por un 70% de los encuestados y además, se posiciona como una de las redes mejor valoradas entre sus usuarios junto con WhatsApp y Spotify.

En definitiva, no cabe duda de que crear contenido audiovisual le da dinamismo y frescura a la marca pero, requiere creatividad, innovación y ciertos recursos. Pero si se hace bien, conseguiremos enganchar a los usuarios y multiplicar los resultados. Es una tendencia al alza, por lo que no te lo pienses más y comienza a generar emociones que tus clientes no puedan olvidar. Si quieres conocer más sobre cómo hacerlo, visita la web de Cebek Digital y consulta los cursos y workshop previstos.

 

Consumidor digital, ¿le conocemos?

Consumidor digital, ¿le conocemos?

Los efectos de la pandemia han cambiado el presente y el futuro de la sociedad. El comportamiento, la forma en la que nos relacionamos y las prioridades del consumidor son diferentes.
Está claro que una de las claves a la hora de vender es conocer a nuestros clientes: saber qué clase de persona es, qué desea, qué es lo que considera más importante… Hoy en día, dadas las circunstancias, el ciudadano, cliente y consumidor digital está por definirse. Y conocer cómo se está comportando resulta fundamental para poder aprovechar las oportunidades de esta era digital. Estar preparados como empresa para ello será clave.

Según la consultora Nielsen, las compras online durante el confinamiento tuvieron un crecimiento del 86%, llegando al millón de hogares, mientras que las compras realizadas en el comercio minorista bajaron por encima del 30% a finales de abril, según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Hasta un 70% de los procesos de compra comienzan, no necesariamente terminan, en Internet. Según el Estudio Anual de eCommerce 2020 de Iab España, 3 de cada 4 compradores, buscan y formalizan la compra online. Normalmente, en orden de frecuencia, utilizan los siguientes medios para informarse antes de comprar; marketplaces (70%), la página web de la marca (51%) y los buscadores (49%).

Zorraquino, en su informe sobre tendencias de consumo para el 2021, arroja algunos datos muy interesantes, que vienen marcados sobre todo por los cambios de hábitos de las personas (la salud y la seguridad son los aspectos que más preocupan ahora mismo). El auge del comercio electrónico y la demanda de espacios comerciales seguros harán que la experiencia de cliente cada vez sea más automatizada. Algunas propuestas para ello son los sistemas de autopago, etiquetas escaneables, asistentes robóticos, sistemas de check-out sin colas ni cajas, procesos take-away y de delivery, tiendas automatizadas, etc. ¿Estamos ante un nuevo cambio de paradigma? ¿Nos movemos hacia una experiencia de compra casi sin cliente?

¿Qué opinan los consumidores?

  • El 62% están predispuestos a evitar el contacto en sus experiencias de compra, incluso tras la pandemia, según la consultora Capgemini.
  • El 56% se muestra a favor de tecnologías que proporcionan experiencias sin contacto a través de la voz.
  • El 66% prefiere usar apps móviles en espacios físicos, como tiendas o bancos, en lugar de alternativas que impliquen contacto físico.
  • El 39% sólo está dispuesto a emplear reconocimiento facial en su experiencia con una marca, debido a la preocupación que sigue generando la privacidad.

La tecnología ha potenciado un mundo casi sin contacto que se ha acrecentado por la crisis sanitaria. El principal reto de las empresas va a estar centrado en ganarse la confianza del cliente, en generar engagement. Las expectativas de los consumidores han cambiado y con ello tendremos que ser más creativos para ofrecer experiencias que se ajusten a sus necesidades (más allá de que los espacios físicos se conviertan en meros puntos de recogida) y les aporten valor. Además, no debemos olvidar que el consumidor quiere y demanda una propuesta única y a su medida, personalizada.

En los países desarrollados se calcula que el 50% de la población adulta no tiene el nivel digital suficiente para el mundo tecnológico que tenemos. Para ello, es fundamental que siga el desarrollo de la privacidad móvil, la firma digital y los nuevos protocolos de autenticación. Es decir, en generar confianza como decíamos previamente y seguridad en Internet, que son algunos de los aspectos aún pendientes para que todos acabemos siendo consumidores totales. Y es que todavía más del 60% de los consumidores, quiere “tocar” antes de comprar (especialmente cuando hablamos de alimentos).

No siempre lo digital es lo que el consumidor prefiere, hay costumbres que no se han podido digitalizar. Buscar el equilibrio y apostar por propuestas omnicanal, donde la presencialidad, lo físico y lo digital convivan puede ser la mejor opción.